Al descanso / Final del partido

Una de las posibilidades de apuesta más atractiva para los usuarios. Tanto por las cuotas que se ofrecen, como por la posibilidad de ganar de forma sencilla si se atiende a las estadísticas de cada uno de los equipos que van a participar en el evento. Para esta modalidad de apuesta se determina el equipo signo del encuentro (1-x-2) al llegar al descanso, y nuevamente al finalizar el evento.

Más y mejores opciones de apostar

Lo mejor de este tipo de apuesta es la facilidad. Si a partir del conocimiento o de la información recabada se puede determinar que un equipo concreto defiende muy bien, y siempre resuelve sus encuentros en las segundas partes, las posibilidades de que los signos sean X  al descanso, y el que corresponda a favor de este equipo al final aumentan considerablemente. Al apostar directamente por el resultado, no se entra en el marcador exacto, y las opciones de acertar se basan únicamente en el resultado global al finalizar cada una de las partes. Las cuotas en este tipo de apuestas son más altas que el modelo de 1-x-2, ya que las posibilidades son también mayores, pero si se interpreta como un modelo mejorado del 1-x-2, se puede ver que las ganancias son mucho mayores en relación.

Consejos para apostar al Descanso / Final de Partido

Lo más sencillo es conocer la dinámica de los equipos implicados en el partido, conocer su registro de anotaciones o goles (caso del fútbol), y saber en qué momento el equipo ataca o defiende con mayor seguridad. Esta dinámica viene en la mayoría de los casos determinada por el rendimiento físico, por lo que suele ser bastante estable en encuentros sin incidentes aislados.

De nuevo la cuota establecida por la casa de apuestas marca aquellas opciones con mayor posibilidad de producirse, no obstante estos datos a menudo obedecen a logaritmos establecidos y carecen de algún tipo de información determinante. Si se tiene la oportunidad de aprovecharse de estos ‘fallos’ del sistema de la casa de apuestas es el momento perfecto para apostar.

Las situaciones de remontada, donde uno de los equipos es capaz de darle la vuelta a un marcador en la segunda parte respecto a la primera son los que tienen una cuota mayor. Si bien se trata de apuestas más complicadas de acertar, las cuotas satisfacen con creces este riesgo, y son sin duda una de las opciones con mayor índice de ganancia. En este caso, la apuesta deberá ir siempre en relación a algún tipo de conocimiento del deporte, la apuesta sin información es más compleja de ganar.

Conclusión

Esta forma de apuesta es mucho más entretenida y beneficiosa a nivel económico, si bien comporta una posibilidad menor de acertarla. Siempre que haya un equipo o deportista que se rija por pautas establecidas de comportamiento a lo largo de los eventos es sin duda alguna la mejor opción para apostar.