La Doble Oportunidad

El modo de apuesta de la Doble Oportunidad es una de las opciones con mayor índice de aciertos, pese a que las cuotas que comporta no son las más altas. La doble oportunidad es una opción que las casas de apuestas proponen únicamente para aquellos eventos deportivos en que el resultado de empate al finalizar el mismo sea una opción viable.

Más opciones de ganar con esta apuesta

Si hay algo que caracteriza a este modo de apuesta es que el porcentaje de aciertos es muy superior al del resto de apuestas. El modelo se basa en cubrir 2 de las 3 posibles apuestas a resultado final, es decir, dentro de los tres resultados de 1 – X – 2, apostar por dos de ellos. De este modo, se cubren dos de las posibilidades y el porcentaje de acierto aumenta considerablemente si esta apuesta se realiza con criterio. Las posibilidades son: 1-X; X-2; y 1-2.Como es lógico, únicamente es válido para aquellas disciplinas deportivas que contemplan el empate como un resultado viable, y de entre todos los deportes el fútbol es en el que más se usa este modo de apuesta.

Como punto negativo, cuando se realiza una apuesta según este modo las cuotas suelen ser menores de lo cada una de las opciones tiene por separado, pero del mismo modo es mucho más probable acertar. La cuota designada por las casas de apuestas para estas opciones a menudo obedece a los porcentajes de probabilidad de cada uno de los resultados posibles, de manera que la opción de X-2 por estadística siempre será la que tenga una mayor cuota salvo en casos concretos.

Consejos para apostar a la doble oportunidad

Es un modo de apuesta muy interesante para aquellos encuentros en que se puede desechar una de las tres opciones por la razón que sea. Poniendo como ejemplo el fútbol, se puede aplicar este modo de apuesta cuando uno de los equipos tiene grandes dificultades para anotar goles lejos de su estadio, y por lo tanto la apuesta de doble oportunidad 1-X tiene altísimas probabilidades de darse.

Ante encuentros en los que ambos equipos tienen una posibilidad muy pareja de llevarse la victoria y el empate no es la opción más sensata. En este caso la apuesta en doble oportunidad de 1-2 es más que viable, y si bien no reporta los mismos beneficios, si es una buena opción para asegurarse ganar dinero.

No es recomendable cuando simplemente se quiere asegurar un beneficio, ya que si la información que se tiene de antemano determina claramente uno de los resultados es mejor apostar por la opción simple y jugar con la posibilidad de embolsarnos una suma mucho mayor.

Conclusión

El modo de apuesta de doble oportunidad es una opción cuando se está ante un encuentro muy igualado en que puede pasar cualquier cosa, o bien cuando disponemos de información que elimina en cierto modo una de las 3 opciones de resultado final.